Archivo etiqueta derecha extrema

Elegimos alcaldes y alcaldesas.

Hay alcaldes y alcaldes. Y hay alcaldesas y alcaldesas. Y concejales y concejales. De la lista que voy a enumerar debajo, todos tienen un denominador común: son del PP.

Como decían en aquella serie de televisión, “tengan cuidado ahí fuera”:

El alcalde de Valladolid.

El alcalde de Badajoz.

El vicealcalde de Madrid.

La alcaldesa de Torrent.

,

2 Comentarios

Aznar, ese hombre.

Hay un problema con los ex. Y esto no es un artículo sentimental.

El problema real se da cuando un ex-presidente se dedica desde que deja el cargo a difamar no sólo al principal Partido oponente, sino a su propio país. Regulamos sus incompatibilidades, les damos unos ingresos que compensan esas incompatibilidades, les añadimos unos honores, unos privilegios, una seguridad  e incorporamos unos nombramientos, como el de Consejero de Estado.

Pero el problema viene en el abuso de confianza, que es tanto o incluso mayor que el abuso de la información que ha conocido por razón de su cargo y que es el motivo principal de las incompatibilidades que se le imponen. El abuso de confianza reside en ejercer de Consejero de Estado a los únicos efectos de emitir informes desfavorables sobre las leyes del Gobierno que le ha sucedido, y no ejercer el cargo para mucho más.

El problema viene cuando abusa de la confianza que se deposita en él y se te presenta en la valla de Melilla a poner en solfa la política exterior del actual Gobierno. O cuando coge una tribuna y pone en duda la solvencia de las cuentas públicas cuando el Gobierno y el sector económico y empresarial ya han acordado remar juntos y vender la llamada “marca España” superando las diferencias. Que estas cosas las haga Rajoy, como líder de la oposición, puede ser objeto de reprobación, pero aún tiene la “legitimidad” (dudosa, pero algo más que la de Aznar) de ser el líder de la oposición.

Pero que alguien se prevalga de su posición y privilegios para socavar la credibilidad de España, bajo la excusa blanda de que se está metiendo con el Gobierno, debe comportar unas consecuencias.

Si se va a dedicar a la política activa porque se ha dado cuenta de que Rajoy va a seguir ahí con Cascos y sin él, si decide volver a saltar al campo, no puede tener privilegios de ex. Si se limitara a ser un apoyo, a prestar su colaboración, un mitin aquí, la clausura de unas jornadas allí, todo quedaría en el campo de la buena fe, pero cuando del apoyo se pasa a un plano activo, y más haciendo un daño al país y a la política actual, no tendríamos por qué tratarle con respetos de ex-presidente, sino tratarle como aquello que es, como lo que actúa: un político opositor en activo, por cierto de la peor especie, la de la felonía.

Por suerte, su aportación a la política actual, además de poner en tela de juicio la política exterior y la solvencia económica, ha sido poner en duda el mismo Estado de las Autonomías. Con la seriedad del odio que siempre le ha caracterizado.

, ,

2 Comentarios

No se puede.

Últimamente hay declaraciones y textos que dan asco.

Podemos referirnos a las ya conocidas del alcalde de Valladolid. Y lo más preocupante es que tipos como Mariano Rajoy o Alberto Ruiz Gallardón sean preguntados para reprobarle… y le apoyen. Aquí el alcalde de Valladolid es el agua brava, pero los otros dos son los “no menos peligrosos”, por ser agua mansa.

Podemos referirnos a Pérez Reverte, con la tontería de que los hombres no lloramos, a propósito de la salida del Gobierno de Miguel Ángel Moratinos. Que un tipo así ocupe un sillón de la Academia es sinceramente vergonzante.

Podemos referirnos a las líneas que ese tipo que escribe (que no es lo mismo que ser escritor), Fernando Sánchez Dragó, cuyo mecenazgo abonamos todos los madrileños en forma de impuestos, ha puesto en su último volumen (que no libro) sobre cierta “anécdota” (por llamarlo de algún modo) con dos japonesas menores de 13 años. Y aquí encontramos a Esperanza Aguirre diciendo que no deja de ser literatura y tal. Bochornoso.

Después lees que, preguntado por sus relaciones con una prostituta y los favores e influencias realizados al respecto, Berlusconi afirma que “le gustan las mujeres” como única explicación a los manejos corruptos en este asunto.

Entonces te das cuenta de que nuestra derecha está berlusconizada, es casposa y rijosa, más allá de tramas, de Gürtel y demás corruptelas.

No se pueden hacer o decir estar cosas. Y no se puede consentir que se disculpen o se minusvaloren, ni el silencio, que es cómplice.

En nuestras manos está evitar que gente así ostente cuantas menos responsabilidades públicas mejor.

En las de la derecha normal y europea que seguro que hay en este país está la de trabajar por apartar a esta gentuza de la política española. No es una cuestión que agradezca la izquierda, sino una cuestión que nos agradeceremos todos.

, , , , , , ,

Sin comentarios

¿Hay que oírlos?

Altísimamente recomendable la respuesta que Bibiana Aído, ministra de Igualdad, da en su blog a la gente de HazteOír, una gente de la derecha extrema que aún sigue actuando amparada por el Gobierno de mi Comunidad Autónoma.

Recuerden que HazteOír era aquella web “científica” según la cual los varones podíamos sufrir más accidentes laborales si nuestras mujeres abortaban.

Aquí va el enlace: ¿Hay que oírlos?

, , ,

1 Comentario