La ciudad “debajo de la alfombra”.


Madrid se ha convertido en una ciudad centralista.

Esta afirmación, que para alguno parecerá obvia, no lo es tanto si me extiendo en la explicación. No me refiero a los comentarios de corte nacionalista (españolista o periférico) en los que se hace una metonimia entre “Madrid” y “el Gobierno de España”. De esta suerte, se dice “es una decisión de Madrid”, cuando en realidad se refieren a que es una decisión de órgano estatal. Es más o menos como el empleo que, del término “Londres”, haría el Sinn Fein. Casualmente, emplear los términos así supone una negación de Madrid como Comunidad Autónoma y, por tanto, dar más alas al centralismo que se pretende evitar. Luego, en las encuestas, es cuando se revela que mucha gente de fuera de Madrid no sabe bien que Madrid es una Comunidad Autónoma.

Pero no me refiero a esa clase de centralismo.

Madrid es una ciudad centralista en sí misma, sin salir de sus límites. Los actuales mandatarios municipales, encabezados por Gallardón, han hecho dos ciudades, o mejor dicho, un centro en torno al que gira todo.

¿Ejemplos?

  • Los circuitos turísticos no salen del centro, o de los ejes Castellana y Alcalá.
  • Las obras: la reforma de Serrano, el palacio de Cibeles. Sólo con ambos sumados, podríamos tener 400 millones de euros largos, que bien valdrían para reparar unas 200 piscinas como la que lleva 3 años cerrada en mi barrio.
    La M-30 es la exaltación máxima de la llamada “almendra central” y hace que los distritos exteriores sean los grandes olvidados.
  • Expresiones culturales como La Noche en Blanco condenan al ostracismo no ya a los distritos periféricos, sino que sólo se desarrollan en apenas 4 de los 21 distritos, dejando por una noche a los demás prácticamente incomunicados.
  • La Red de Metro no tiene un desarrollo en anillos desde que se cerrase el círculo de la línea 6 hace ya… 15 años (con un gobierno socialista, para más señas). Así que si usted quiere ir de Ciudad Lineal a Artilleros tarda menos andando que en Metro, puesto que tiene que ir al centro, trasbordar y “volver”.
  • Los buhos, esos autobuses nocturnos que nos han salvado de llegar más al alba que de noche. Todos salen de Cibeles, al más puro estilo radial. ¿Por qué no salen de Nuevos Ministerios, Avenida de América, Atocha, Ciudad Lineal, Legazpi o Moncloa?

plano metro metrosur madrid La ciudad debajo de la alfombra.Podríais pensar que me refiero a una mera cuestión de geografía centro-periferia, que en la inmensa mayoría de los casos es cierta, pero en realidad, la diferencia es vivir encima de la alfombra y debajo de la alfombra. La recogida de basuras, los servicios sociales o la falta de equipamientos son tan malos en Lavapiés como puedan serlo en Ciudad Lineal. Los ancianos mueren igualmente solos en sus casas. Las precarias condiciones laborales de los bomberos son las mismas en el cuartel de Embajadores que en el de Manuel Becerra. Pero ustedes verán la bonita plaza de Lavapiés. Así que, por favor, suban por Ave María o vayan por Doctor Fourquet.

La próxima vez que paseen ustedes por la Gran Vía, métanse hasta la calle del Barco, o la de Valverde, vayan a la plaza de la Luna; cuando vayan a la plaza de España, suban por la calle Leganitos, piensen cuánto tiempo hace que no se recoge el papel o el vidrio. Cuando se ilumine de colorines la Puerta de Alcalá, piensen que los barrenderos no tienen seguro cobrar este mes (a pesar de que hay doble imposición en basuras); cuando se corte la calle para inaugurar Serrano o para noches culturales, piensen que mi distrito no tiene hospital ni cuartel de bomberos, que tenemos 200 y pico mujeres denunciando por malos tratos o 30.000 inmigrantes de no sé cuántas nacionalidades y no hay un céntimo en materia de Igualdad. Cuando vean lo bien que están los cartelitos turísticos de Sol, de Mayor o de Arenal, piensen que hay un “debajo de la alfombra”.

Por si no se hacen a la idea, en Madrid aún pedimos en según qué distritos que se combatan las cucarachas que invaden determinadas calles en verano, que se apaguen los incendios de la hierba crecida y sin regar de según qué rotondas o, simplemente, que cuatro días después de las nevadas, quiten la nieve y el hielo en las calles paralelas a Alcalá, pero que no son Alcalá, están “debajo de la alfombra”.

,

  1. #1 by ronaldo on 29/07/2011 - 22:54

    venga anda no te quejes tanto que exageras mucho: “los ancianos mueren en sus casas solos…”, “incomunicados con el centro…”, ostracismo absoluto…”.
    no se en que barrio vives, pero si vives en la ? del mapa, ya hay metro, creo no?

(No será publicado)